divendres, 10 de maig de 2013

Denunciamos la persecución ideológica del Ayuntamiento de Elche

   
Pocos días después de la exclusión de la FAPA Elx del órgano de representación educativa principal en nuestra ciudad (Consejo Escolar Municipal), en el que el equipo de Gobierno local del Partido Popular evidenciaba su firme voluntad de discriminar a los y las ciudadanas ilicitanas en función de su obediencia y su silencio sumiso a las decisiones municipales, conocemos otro ejemplo de totalitarismo en el comportamiento de las autoridades locales. Así, las y los vecinos de las pedanías de El Altet, Arenales y Balsares denuncian que fueron excluidos de la Junta Municipal por orden expresa de los concejales del Partido Popular que allí acudieron.


       Los y las joves d'Esquerra Unida condenamos el comportamiento tiránico de nuestros representantes municipales, puesto que abusan de posición institucional para excluir y marginar a los grupos ciudadanos críticos con su política, conscientes del fraude electoral del que han sido víctimas. En este sentido, las y los vecinos de las pedanías reclaman la promesa electoral de Mercedes Alonso, la misma que en plena campaña afirmaba que acabaría con la discriminación histórica de las pedanías. Nada más lejos de la realidad, una vez en el poder, su equipo de Gobierno pretende relegar a El Altet al olvido mediante una inversión milenaria a costa de los bolsillos ciudadanos. Nos referimos, en efecto, a la supresión del topónimo El Altet del nombre del Aeropuerto, el mismo que causa graves perjuicios entre los y las habitantes de El Altet y demás pedanías de su alrededor: contaminación acústica, efectos de gases contaminantes y otras sustancias tóxicas o de la exposición a elevados campos electromagnéticos. En este contexto, las voces críticas, que reclaman, nada más y nada menos que derechos básicos, como un espacio medioambiental saludable y sostenible o una promoción turística justa para quienes sufren los inconvenientes de vivir cerca de un aeropuerto, son marcadas y excluidas del juego democrático, negándoseles, incluso, la oportunidad de expresarse en un espacio público.

        El colectivo local de Joves EUPV exige al Consistorio ilicitano que se retracte de este comportamiento antidemocrático, que roza peligrosamente la línea del totalitarismo. Señores populares, la libertad de expresión no es patrimonio exclusivo de los que les adulan; es un derecho básico sobre el que ustedes no pueden vulnerar. Los y las joves d'Esquerra Unida invitamos al Partido Popular a dar un paso atrás, antes de caer en el temible fascismo del que empiezan a dar muestras. #HayAlternativa

Prensa JEUPV Elx